'APRENDIENDO

A BEBER AGUA

DE MAR'

Exposición Individual

Yumnia Duarte

(Nayarit, Mexico, 1988). 

'ACROSS THE WALL'

Opening: 08_10_2020

Closing: 

APRENDIENDO A BEBER AGUA DE MAR

Por Adriana Lanni Aspiazu

Artista visual y gestora cultural.​

 

Across the Wall' es un programa de intercambio internacional que surge de la conexión entre Aramauca (Chiapas, México) y El Patio de mi Casa (Nueva York, EEUU), con la intención de utilizar el arte contemporáneo para desdibujar los ilusorios muros entre ambas naciones.

 

Across the Wall como proyecto se ha planteado generar una dinámica de diálogo, realizando una serie de exposiciones o actividades conjuntas en donde artistas de distintas regiones de México exponen su obra en NY y artistas procedentes de la ciudad de NY exhiben su trabajo en la plataforma de Aramauca en México. En el marco de este programa se generan diversidad de acciones que motivan conversatorios, lecturas, publicación de catálogos, entre otros y se tejen lazos importantes para consolidar redes de apoyo de estos creadores en diferentes latitudes.

 

Es precisamente desde esta dinámica de intercambio de donde nace la intención de extrapolar el trabajo que Yumnia Duarte (1988) ha generado en su quehacer de los último dos años desde un pueblo en la costa de la Bahía de Banderas en Nayarit, hacia el agitado universo de la capital neoyorkina.

 

Por medio de dibujos, escritos y pinturas, Duarte ha estado registrando la abstracción de las dimensiones físicas y emocionales, con el fin de documentar y reconocer su experiencia de adaptación en un nuevo contexto.

 

Estar frente al mar se convirtió para la artista en un ejercicio constante de observación y de confrontación, que puso frente al espejo la noción de sí misma y la inmensidad del paisaje. ¿Cómo contenerlo sin abrumarse? ¿Cómo expresarlo sin que falte algo?

 

Para esta serie en particular Duarte comienza a diluirse al tiempo que pinta con materiales mezclados en agua del mar, tomando lo efímero que puede recolectar en las playas de la zona; estas mezclas causan efectos cromáticos aparentemente azarosos e irregulares, con los cuales va componiendo y develando el paisaje: la luz, la forma de la bahía, el agua y sus angustiantes dimensiones.

 

En su reflexión Duarte asevera: "Mi atributo favorito del mar, es que cuestiona todo lo que sé. Pareciera que estos escenarios son un nicho eterno lleno de vitalidad y exotismo, sin embargo, para mis pinturas parto de un proceso que busca desromantizar la tan aceptada percepción de que el agua del mar es siempre benéfica y sanadora, utilizando esta misma sustancia como un elemento causante de perturbaciones y cambios irreversibles en la obra. Indago así, sobre lo poéticamente finito y degradable en un paisaje que se idealiza como eterno y perenne".

 

Otra de las motivaciones de la artista para esta serie fueron los problemas derivados de la explotación turística y el pensamiento ampliamente compartido de que el agua de mar es la panacea de la vida moderna, y que la vida en la playa es, entre muchos otros atributos, celestial, curativa. Desde este punto de vista, Duarte nos invita a jugar con las ideas y nos propone un ejercicio contemplativo: Agua salada vista como un elemento intrínsecamente bueno, pero al mismo tiempo que es capaz de deteriorar y alterar el medio ambiente.

 

En sus pinturas la impermanencia sutil de todos los fenómenos se hace evidente, el agua salada resulta dañina y si bien la alteración será imperceptible en un primer momento, con un avance lento a simple vista, el cambio continuará y el resultado cromático final se podrá conocer después de cierto tiempo, desarrollando así, una estructura en la composición de la obra que se va definiendo a medida que se corroe.

 
Av. Flavio A. Paniagua # 71. Barrio de Guadalupe. C.P. 29230. San Cristóbal de Las Casas, Chiapas. México.
 T. + 52 ( 1 )  916 124 53 07 / 916 124 53 08 

© 2019 Aramauca
AVISO DE PRIVACIDAD
 
SUSCRÍBETE A NUESTRO NEWSLETTER